• 2019

El Día de Europa celebra cada 9 de mayo la paz y la unidad del continente, coincidiendo con el aniversario de la histórica declaración de Schuman, que recogió en 1950 una nueva forma de cooperación política europea que evitara un conflicto bélico entre las naciones europeas.
Esa idea era la de una institución europea que mancomunara y gestionara la producción de carbón y acero. Justo un año después se firmó el Tratado por el que se creaba esa institución.

El 9 de Mayo se ha convertido en el símbolo europeo (Día de Europa) que, junto con la bandera, el himno, el lema y la moneda única (el euro) identifican la entidad política de la Unión Europea. En este día se celebran actividades y festejos que acercan a Europa a la ciudadanía y hermanan a los distintos pueblos de la Unión.

En este contexto nacen las Agrupaciones Europeas de Cooperación Territorial (AECT) , que fueron creadas para facilitar la cooperación transfronteriza, transnacional e interregional entre los Estados miembros o sus autoridades regionales y locales. Por tanto, las AECT permiten que estas partes pongan en práctica proyectos conjuntos, compartan conocimientos especializados y mejoren la coordinación y la ordenación territorial.

La AECT Duero-Douro se suma a la celebración del día de Europa

El Día de Europa es celebrado por quienes integran y trabajan en las instituciones europeas, teniendo muy presente a la ciudadanía y, en el caso de la aECT Duero-Douro, a los habitantes del medio rural.

La AECT Duero-Douro tiene entre otras funciones la ejecución de los programas o proyectos de cooperación territorial cofinanciados por la Comunidad, en, particular con cargo al Fondo Europeo de Desarrollo Regional, el Fondos Social Europeo y/o el Fondo de Cohesión. Igualmente desarrolla proyectos e inversiones para todo el territorio, con o sin financiación comunitaria.

Esta entidad trabaja para eleminar o reducir en la medida de lo posible la brecha entre instituciones y ciudadanos, haciendo especial incidencia en las zonas rurales, donde las diferencias son más acusadas, para que sus habitantes se sientan parte indispensable, celebrando la fortuna de ser y sentirse europeo.