• 2019

A la sesión celebrada el 7 de junio, de aproximadamente algo más de dos horas, asisten 7 personas (2 hombres y 5 mujeres) con edades comprendidas entre los 65 y 84 años.En esta actividad se pretende promover la corresponsabilidad y el reparto igualitario en el hogar, facilitar una mayor participación de las mujeres en la esfera social, fomentar actitudes y valores no sexistas, combatir la violencia de género y eliminar estereotipos, entre otros temas.
 
Durante la ponencia todos ellos y todas ellas mueven la cabeza asintiendo ante la realidad de los ejemplos expuestos. 
 
No hay que olvidar que el impacto de la discriminación contra las mujeres es más acusado en el medio rural que en el urbano debido a las características que acechan estos espacios (población masculinizada, envejecimiento, despoblación, falta de oportunidades laborales y escasez de servicios e infraestructuras); y ello provoca en consecuencia que la diferencia entre géneros sean más notable y exista una mayor brecha para lograr una igualdad efectiva entre hombres y mujeres
 
Esta es la razón por la que se hace muy necesario provocar unas mejores condiciones de vida para la mujer rural y eliminar el desequilibrio entre sexos; a favor de un desarrollo sostenible.