• 2019

El 12 de junio seis personas (dos hombres y cuatro mujeres) con edades comprendidas entre los 9 años y los 43 años participaron en esta actividad. En este tipo de sesiones se tratan entre otros aspectos, cómo actuar ante determinadas situaciones, proporcionando información suficiente para identificar y detectar posibles indicadores de riesgo.
 
Trabajando los roles y estereotipos sexistas presentes en la socialización de género, conceptos, tipos y diferentes manifestaciones de la violencia de género, cargadas de importantes componentes culturales.
 
Se trata de fomentar una educación integral donde poner en la mesa situaciones que encontramos en nuestro día a día, rechazando la discriminación, y difundiendo un ejercicio respetuoso y solidario hacia el otro sexo.
 
Siendo la violencia de género uno de los principales obstáculos del impulso de la mujer, más notable aún en el mundo rural.
 
Con esta iniciativa queremos inculcar valores igualitarios y favorecer un cambio social que ayude a situar a la mujer en el lugar que merece.
 
Es de gran importancia que estos mensajes se empiecen a trasmitir a edades tempranas para favorecer este cambio de mentalidad, y difundir medidas preventivas, correctoras en un territorio igualitario, donde se tome conciencia en primera persona de esta problemática.
 
Súmate a un proyecto educativo igualitario.
 
APUESTA POR LA IGUALDAD DE GÉNERO.